Archivo de 6 agosto 2009

(2) – Soneto dedicado al Café Callejón Álvarez de Gato

 

En la Calle Elfo, barrio de Pueblo Nuevo, distrito de Ciudad Lineal (Madrid), existe un café llamado «Callejón de Álvarez de Gato» -nombre tomado de la obra de Valle Inclán «Luces de Bohemia»-, que es un sitio muy bien decorado -por náyades de cuerpo serrano entre otras cosas-, y donde se come fenomenalmente. Aquí escribo un soneto que le he dedicado.

 

Soneto al Café Callejón Álvarez de Gato 

 

Si por la calle Elfo anda despistado

y en Madrid busca la suprema sensación,

pare y pruebe los huevos rotos con jamón

de los dioses manjar más apreciado.

 

Con desenfado sirve Luis cada ración,

junto a náyades de cuerpo serrano

tomaremos dos tintos de verano

y bolandrines para toda una legión.

 

Y ahora que todo eso saco a colación

y lo escribo con lenta y diestra mano

y oficio del que de este bar es beato

 

le dirijo mi mejor recomendación,

amigo, del yantar quedará ufano,

si come en Callejón Álvarez de Gato.

 

© El rostro sagrado, SergeantAlaric, 2012.

 

Con la muerte en los talones

 

No me canso nunca de ver este gran clásico de Hitchcock. En su momento supuso el afianzamiento de este estilo de filme en el que el héroe tiene en contra sí a todo el sistema. Hitchcock ya había usado este mismo esquema argumental en la película «Los 39 escalones», pero como «North by Northwest» fue posterior -ya en su etapa americana, la otra era británica-, el acabado final está mucho más logrado. Este tipo de argumento ha sido muy fructífero en el cine -véase por ejemplo, «El fugitivo»-, pero desde que algún director crea alguna novedad, a partir de ahí las películas posteriores que usan ese mismo esquema empiezan a adolecer de clichés, con lo que se pierde la frescura. En mi opinión Hitchcock fue un visionario y por supuesto un genio del séptimo arte.

La escena donde Cary Grant es perseguido por una avioneta en un campo de maíz es una de las escenas más icónicas de todo el cine, a mi parecer.

Aquí os queda un fotograma, para que lo disfrutéis.