Visita al Museo Nacional de Ciencias Naturales: (1).- Exposición sobre biodiversidad

 

Comienzo con esta entrada el conjunto de artículos dedicados al contenido actual del Museo Nacional de Ciencias Naturales, situado en Madrid, en el número 2 de la calle José Gutiérrez Abascal, muy cerca de la parada de metro de Gregorio Marañón, y mismo enfrente del Paseo de La Castellana. El precio de la entrada es de 5 euros para adultos, y está abierto todos los días de la semana, exceptuando los lunes.

El Museo de Ciencias Naturales dispone de un conjunto de salas que albergan diferentes exposiciones, algunas de ellas cambiantes a lo largo del año, como ocurre con la actual dedicada  a la biodiversidad, la que tiene como temática la vida y obra del científico español Graells, descubridor del lepidóptero Graellsia Isabellae, o la que trata el tema de la acuicultura. Además, en el museo también se hallan exposiciones que no varían en todo el año, que son las restantes que lo conforman, a saber, la sala Mediterráneo, dedicada a la fauna propia del entorno de este mar, expuesta mediante la forma de magníficos dioramas, el Real Gabinete y el almacén del museo, que recogen una importantísima colección de animales disecados, la biblioteca del museo, dotada de valiosos volúmenes, y a la que sólo se puede acceder durante la semana, la exposición de meteoritos y de fósiles y minerales, y la exposición de dinosaurios –actualmente cerrada por obras-.

Así pues, inicio una serie de documentos que giran en torno a cada una de las salas que me han parecido más interesantes, y más concretamente con una entrada dedicada a la actual exposición dedicada a la biodiversidad.

La siguiente fotografía, que representa una recreación del animal prehistórico conocido como mamut, ancestro de los actuales elefantes, no forma parte de dicha exposición sobre biodiversidad, pero por su interés la reproduzco aquí.

 

 

Entrando ya en tema, los ecosistemas que se han elegido para dar fe de lo diversa que puede ser la fauna de un determinado nicho biológico y la alta variabilidad entre distintos nichos ubicados a lo largo y ancho del mundo, han sido el de las llanuras y sabanas africanas en el Oeste del Níger, el de la Reserva de Sariska en la India, y el de la comarca de Montensinho en Portugal. El animal de la siguiente foto es un leopardo, conocido como Panthera pardus por los hombres de ciencia. El leopardo desapareció del Oeste del Níger víctima del furtivismo a que se vio sometido, dado el gran valor que alcanzó su piel, pero actualmente ha vuelto a recolonizar dicho enclave gracias a las actuales políticas conservacionistas.

 

 

El animal que sigue es un serval (Leptaiulurus serval), dotado de largas patas que le permiten ser un hábil cazador en lugares donde la hierba es alta, y que tiene como principales enemigos al leopardo y al hombre, éste último aprecia mucho su piel y como ocurrió con el leopardo su población está disminuyendo en África.

 

 

A continuación se representa un cocodrilo del Nilo (Crocodylus niloticus), una de las tres especies de cocodrilos en África, y el segundo en tamaño en el mundo. Este animal se extiende por una gran parte del continente africano, y habita lagos y ríos de agua dulce, donde acecha aquellos otros animales que se acercan a beber, arrastrándolos hacia el agua, donde los ahoga. Puede medir hasta 5 y 6 metros, y actualmente está sometido a una fuerte caza por el hombre, quien lo captura por su carne y piel.

 

 

En la foto que sigue aparece un chacal (Canis aureus), cánido que habita la región euroasiática y que tiene hábitos nocturnos. Su actividad suele ir asociada a la de otros depredadores como el tigre o el león, ya que según se cree los avisa mediante sonidos de la presencia de presas, dado que de este modo se asegura una ración de comida basada en los restos.

 

 

A continuación aparece una fotografía cuya objeto consiste en un curioso nido de pájaro africano, completamente cerrado y con una abertura superior por donde entran y salen los consortes.

 

 

El animal africano que aparece en la siguiente imagen es un cerdo hormiguero (Orycteropus afer), especie nocturna consumidora de termitas y hormigas, que tiene costumbres cavadoras, ya que es capaz de construir refugios subterráneos para protegerse de sus depredadores naturales, refugios que una vez deshabitados son reutilizados por otros animales como lagartos y culebras.

 

 

Poco se me ocurre que decir que no se conozca ya de los protagonistas de la fotografía que sigue, una pareja de leones africanos.

 

 

El bushbuck de la imagen colocada a continuación, de nombre científico Tragelaphus scriptus, es un discreto tipo de antílope nocturno que habita el África subsahariana y tropical, exceptuando la selva ecuatorial. Es una especie que no se halla en peligro de extinción y que es apreciada por su carne por el hombre y también por depredadores naturales como el león.

 

 

El antílope de la siguiente fotografía pertenece a la especie conocida como hipotrago (Hippotragus equinus), el mayor antílope de la región del Oeste del Níger, muy apreciado por su carne por los cazadores gourtmanché y por depredadores como el león, y que ha sufrido una notable disminución de sus efectivos.

 

 

El buitre moteado (Gyps ruepelili) es una ave carroñera en situación de conservación de casi amenaza, aunque es abundante en el Oeste del Níger, donde construye sus nidos a baja altura en baobabs y tamarindos. Algunas partes de su cuerpo son utilizadas por los hechiceros para hacer gris-gris (amuletos).

 

 

El tigre (Panthera tigris) es el mayor de los carnívoros y su camuflaje rayado le permite confundirse con las hierbas de la sabana y de la jungla. Es un animal solitario, cuyo territorio ronda los 50 kilómetros cuadrados, siendo su principal alimento los herbívoros como gacelas, antílopes y ciervos. En el continente asiático, la presión selectiva a la que somete a sus víctimas es fundamental para controlar su demografía y su estado sanitario.

 

 

La fotografía siguiente representa a dos lepidópteros de la familia de los Satúrnidos, más concretamente dos satúrnidos habituales de la India. El de la izquierda es la mariposa Actias selene y la de la derecha la Atacus Atlas.

 

 

En la imagen que sigue aparece fotografiada una colección de abejas y libélulas.

 

 

El caracal (Caracal caracal) es un felino de tamaño medio de hábitos nocturnos que vive en las sabanas y semidesiertos de África y del Sur y Oeste de Asia. Aunque se desconoce mucho sobre su biología, se sabe que es capaz de capturar a las aves en vuelo bajo, mediante su poderoso salto. Es una especie protegida en la actualidad.

 

 

El langur (Presbytis lentellus) es considerado divino por los hindúes, quienes ven en él al Dios mono Hanuman. Es abundante en la Reserva de tigres de Sariska, donde los hombres prestan suma atención a sus gritos, que suelen avisar de la presencia de depredadores. En los templos y santuarios viven grandes cantidades de estos monos sagrados, y los peregrinos les hacen ofrendas de alimentos.

 

 

El pavo real (Pavo cristatus) es uno de los símbolos nacionales de la India, donde existe como especie salvaje autóctona. En Sariska los pavos reales deambulan por la selva por el día y duermen en las ramas de los árboles por la noche. Presentan dimorfismo sexual, la cola genuina del macho sirve como semáforo territorial y como causa de atractivo para las hembras. El pavo real es considerado un animal sagrado, por considerársele la montura de Skanda, el dios de la guerra. Además, en la iconografía india, Sarasvati, la diosa de las artes y del conocimiento es representada siempre junto a un pavo real.

 

 

El zorro (Vulpes vulpes) es el mayor depredador de la zona de Montesinho después del lobo, por estar en dicha comarca extinguidos el oso y el lince ibérico. Se trata de una especie muy importante para el control demográfico de algunos micromamíferos y de ciertos insectos.

 

 

El jabalí (Sus scrofa) es una especie tradicionalmente de interés cinegético que ha visto como en los últimos años su población ibérica ha aumentado mucho, a causa del abandono de gran cantidad de lugares rurales, y ha prosperado con el crecimiento de la vegetación y del bosque. Esta especie ha sido desde hace tiempo perseguida por los agricultores por los destrozos que produce en los cultivos. Su único depredador natural es el lobo, el cual tiene mayor predilección por los ejemplares jóvenes.

 

 

El lince ibérico (Lynx pardinus), pariente del serval africano, es un animal fuertemente amenazado en la península ibérica y en algún momento de nuestra reciente historia se temió por su supervivencia como especie.

 

 

Los habitantes de Montesinho creen que existe una asociación entre el áquila real (Aquila chrysaetos) y el lobo, ya que es creencia popular el que aquélla avisa al lobo donde existen presas, para después ella poder alimentarse de los restos. El águila real es una especie fuertemente amenazada.

 

 

Para ya finalizar, en la siguiente y última fotografía de esta entrada, aparece una caja de colección entomológica con representantes genuinos de lepidópteros ibéricos, más concretamente de tres familias diferentes que aparecen en la península: la familia Lycaenidae, la familia Papilionidae, y la familia Nymphalidae.

 

 

Espero que os hayan gustado estas fotografías tomadas en la exposición sobre diversidad. La próxima entrega sobre esta visita al Museo de Ciencias Naturales tratará sobre lo que he visto en los sótanos del Real Gabinete.

 

Anuncios
  1. 14/05/14
    Trackback from : mouse click the next webpage

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: